La ciencia cree que los hombres destacan sobre las mujeres en algunas habilidades espaciales y con realidad virtual se reducirían las diferencias

  capacidad visoespacial

La capacidad visoespacial es útil, por ejemplo, para dibujar, abotonar una camisa, hacer la cama o para planificar una ruta (foto: Nick Seagrave / unsplash.com).

28/11/2023
Laura Rodríguez

Las capacidades visoespaciales son útiles para dibujar, abotonar una camisa o planificar una ruta


Algunos investigadores señalan que, gracias a tecnologías inmersivas, habilidades que son dispares entre hombres y mujeres pueden ser maleables

Saber por qué los hombres y las mujeres tienen diferentes habilidades en algunas tareas es un tema controvertido en el que todavía no hay consenso científico. Una de las áreas estudiadas es la de las capacidades visoespaciales, en la que diversos estudios han mostrado que los hombres sobresalen en ciertas actividades, como son las rotaciones mentales o la cognición espacial egocéntrica —aquella en la que los elementos en el espacio se localizan usando como referencia el propio cuerpo en vez de usar otros objetos—. Sin embargo, las causas todavía se desconocen. Según una editorial reciente publicada en acceso abierto en la revista científica Frontiers in Virtual Reality, el motivo detrás de esta diferencia no es exclusivamente biológico y puede modificarse a través de estrategias que pueden eliminar esa disparidad.

La capacidad de formar imágenes visoespaciales es una habilidad cognitiva que se requiere para movernos en un espacio o para tener percepción de profundidad y distancia. Esta capacidad es útil, por ejemplo, para dibujar, abotonar una camisa o hacer la cama. También sirve para planificar una ruta y desplazarse a través de un espacio hasta un destino, a través de un "procedimiento basado en información sensorio-motora sobre la posición de un individuo en el espacio, las distancias entre el yo y el objeto y el automovimiento, que permite una secuencia de puntos de referencia, giros y cambios de dirección que deben adquirirse, así como un conjunto de asociaciones lugar-acción que deben memorizarse", apunta Pierre Bourdin, profesor e investigador de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Bourdin, junto con investigadores de las universidades de Barcelona y Zaragoza, del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón y del Centro de Atención e Investigación de Socioadicciones de la Red Pública de Salud Mental y Adicciones de la Generalitat de Catalunya, han concluido que las diferencias entre hombres y mujeres en las habilidades visoespaciales no son inamovibles. A través de intervenciones adecuadas, que abarcan desde programas de capacitación en niñas y niños de Primaria hasta cursos de visualización espacial en estudiantes de Ingeniería, se han logrado mejoras significativas. En algunos casos, estas operaciones reducen las brechas de género hasta eliminarlas en muchas tareas espaciales.

"Cuando aparecieron los primeros estudios que destacaban las diferentes habilidades espaciales por género, el mundo académico, que también tiene sus prejuicios, se volcó en las explicaciones biológicas y evolutivas", comenta Bourdin, coordinador del laboratorio XR Lab de tecnologías inmersivas —realidad virtual, realidad aumentada y realidad mixta— de la UOC. "Pero al mirar más de cerca, vemos que el tema es más complejo de lo que parece a primera vista. Las diferencias son muy maleables. Por eso es importante investigar por qué ocurren y si se pueden eliminar, ya que se podría conseguir mayor igualdad y quizá mejorar ciertos procesos de declive cognitivo", añade el experto.

 

La realidad virtual como herramienta para reducir las diferencias

Uno de los aspectos más impactantes que se destacan en la editorial es el papel de la realidad virtual en la mejora de las habilidades espaciales. Los estudios presentados muestran como esta tecnología proporciona un entorno inmersivo que permite evaluar y mejorar la representación mental de mapas cognitivos y la orientación espacial.

La realidad virtual puede ayudar, además, a estudiar los prejuicios que ahondan las diferencias. Al permitir el uso de avatares masculinos y femeninos, o de diferentes edades —niño, joven, adulto o persona de la tercera edad—, algunas investigaciones han explorado la importancia de los estereotipos en el desempeño de las funciones, con resultados sorprendentes. Asumir un género, aunque sea virtual, parece tener un efecto en nuestra capacidad de respuesta.

"A diferencia de las competencias en comprensión lectora, las competencias visoespaciales se asocian más con tareas técnicas como las que se desarrollan en la ingeniería o la arquitectura, con un fuerte componente lógico-matemático y, por ende, se asume que como los hombres son mayoría en esos ámbitos, son los que poseen ese tipo de competencias", explica Milagros Sáinz, investigadora líder del grupo de Género y TIC (GenTIC), del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC.

"Este tipo de creencias y expectativas sociales sobre las competencias intelectuales de niños y niñas funcionan muchas veces en el aspecto inconsciente, y son caldo de cultivo para que se produzcan diferencias en rendimiento académico, abandono y fracaso escolar, elección de estudios y profesión, horas de ocio y tiempo libre, entre otros muchos elementos. Sin obviar en todo esto el peso de otros aspectos socioculturales y contextuales que influyen para que dichas diferencias efectivamente se produzcan", detalla Sáinz.

 

Una investigación con utilidad social

Los autores de la editorial de Frontiers in Virtual Reality reclaman mayor investigación en este campo para poder esclarecer las múltiples cuestiones todavía no resueltas. En el ámbito biológico, varios estudios, algunos de ellos examinando las diferencias entre ratas machos y hembras en laboratorio, advierten diferencias en la ejecución de ciertas tareas espaciales, pero las causas concretas son difíciles de establecer. En el aspecto sociocultural, también necesitamos conocer mejor los componentes que fomentan las desigualdades y las herramientas que pueden ayudar a reducirlas.

La investigación en este campo revela la intrincada naturaleza de las habilidades espaciales y su potencial maleabilidad. A pesar de las diferencias de género observadas en el pasado, se ha abierto una posibilidad para cambiarlas. Con diversas tecnologías a nuestra disposición, es posible que pronto alcancemos el objetivo de reducir o eliminar las disparidades de género en las habilidades espaciales en niñas y mujeres en comparación con los hombres. Además, los descubrimientos para mejorar las habilidades espaciales también podrían ser útiles para combatir algunos deterioros cognitivos en enfermedades como el alzhéimer. Todo ello son avances que beneficiarán a la sociedad en su conjunto.

 

Esta investigación de la UOC favorece los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU: 4. Educación de calidad y 5. Igualdad de género.

 

Artículo relacionado

Chamizo, V. D.; Bourdin, P.; Mendez-Lopez, M. y Santamaria, J. J. Editorial: From paper and pencil tasks to virtual reality interventions: improving spatial abilities in girls and women. En: Front. Virtual Real. 2023. 4:1286689. doi: 10.3389/frvir.2023.1286689

 

Contacto para prensa

Rubén Permuy
rpermuy@uoc.edu
+34 659 05 42 39

 

UOC R&I

La investigación e innovación (I+i) de la UOC contribuye a solucionar los retos a los que se enfrentan las sociedades globales del siglo XXI mediante el estudio de la interacción de la tecnología y las ciencias humanas y sociales, con un foco específico en la sociedad red, el aprendizaje en línea y la salud digital.

Los más de 500 investigadores e investigadoras y más de 50 grupos de investigación se articulan en torno a los siete estudios de la UOC, un programa de investigación en aprendizaje en línea (e-learning research) y dos centros de investigación: el Internet Interdisciplinary Institute (IN3) y el eHealth Center (eHC).

La universidad impulsa, también, la innovación en el aprendizaje digital a través del eLearning Innovation Center (eLinC), y la transferencia de conocimiento y el emprendimiento de la comunidad UOC con la plataforma Hubbik.

Los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el conocimiento abierto son ejes estratégicos de la docencia, la investigación y la innovación de la UOC. Más información: research.uoc.edu.

Expertos UOC

Foto del profesor Pierre Bourdin

Pierre Bourdin Kreitz

Experto/a en: Realidad virtual (realidad aumentada) y sus aplicaciones, desde marketing hasta rehabilitación. Robótica, programación 3D y comportamiento de las personas dentro de los mundos virtuales.

Ámbito de conocimiento: Realidad Virtual, Realidad Aumentada, Videojuegos, 3D, Informática Gráfica, Programacíon, Robótica, Haptica, Psicología Cognitiva, Psicología Experimental.

Ver ficha
Foto de la investigadora Milagros Sáinz Ibáñez

Milagros Sáinz Ibáñez

Investigadora del Internet Interdisciplinary Institute (IN3)

Experto/a en: Estereotipos y roles de género, motivación escolar y elección de estudios en la adolescencia, género y actitudes respecto a la tecnología y las carreras tecnológicas.

Ámbito de conocimiento: Psicología social.

Ver ficha

Enlaces relacionados